Connect@ADP

Tecnología líder con un enfoque humano

Aumenta la motivación de los empleados en tu empresa

Publicado por: ADP Iberia on 27 marzo 2017 in Multinacional y Globalización, RRHH, Tendencias

Share thisShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

La capacidad de retener a los mejores empleados es una parte importante del crecimiento de una empresa; sin embargo, al evaluar la manera de aumentar la retención, a menudo se pasa por alto el efecto positivo que tiene sobre ella la motivación de los empleados. Mantener a los empleados motivados comporta muchos beneficios: aumento de la productividad, mayor compromiso, aumento de la satisfacción laboral y disminución del absentismo. Todos estos beneficios pueden conducir directamente a una mayor retención, así como al aumento de la productividad y la satisfacción.

¿Qué puedes hacer para mejorar la motivación del capital humano de tu empresa? La respuesta se puede encontrar al identificar y comprender los principales factores de motivación que existen en la empresa.

Comprender los factores que motivan a los empleados

Un estudio reciente descubrió que a medida que aumenta la motivación de los empleados, la empresa goza de mayores beneficios económicos al año siguiente.

Dependiendo de la naturaleza de cada empresa y de su tamaño y capital humano, encontramos una amplia gama de factores para la motivación, entre los cuales:

  • Compensación
  • Flexibilidad
  • Tiempo libre
  • Beneficios sociales
  • Incentivos económicos
  • Bonos

Una práctica común es utilizar la compensación económica como el principal motivador del empleado, pero esta puede que no sea la opción más efectiva. Morrel-Samuels, autor de las encuestas, afirma que “la motivación de los empleados no se puede comprar, tiene que ver con el reto intelectual, el orgullo de desarrollar sus habilidades y la necesidad de contribuir tanto en su trabajo como a la sociedad”. El dinero es un motivador innegable, pero hay varias razones por las cuales un negocio debe tener cuidado de no utilizar esto como el único factor para la motivación de sus empleados.

La primera razón es que la estabilidad es un factor muy importante para la motivación, y las recompensas económicas dependen de la rentabilidad de la empresa, que puede variar de un año a otro. Los empleados siguen necesitando estar motivados cuando los presupuestos son ajustados y los bonos y los aumentos salariales no están a su disposición. De hecho, este es probablemente el momento en que más necesitan estar motivados. En segundo lugar, cuando la compensación económica es pequeña o inexistente, los empleados pueden sentirse infravalorados, aunque esta no fuera, obviamente, la intención de la empresa. Por último, las recompensas económicas por lo general sólo se dan una vez al año y es importante mantener motivados a los empleados durante todo el año. Este reto puede ser minimizado si conseguimos comprender e implantar otras formas de motivar.

Identificar qué motiva a los empleados

Cuando hayamos identificado los factores que motivan a nuestros empleados, el siguiente paso es determinar cuáles tienen una mayor importancia para cada uno de ellos. Una forma podría ser, por ejemplo, enviar un correo electrónico a todos los empleados explicando que la empresa está interesada en aumentar su motivación. En dicho correo expondremos brevemente la importancia de la motivación e incluiremos los seis factores mencionados anteriormente (y otros, dependiendo del tipo de empresa y de su capital humano) y pediremos que cada uno clasifique cada factor por orden de importancia. Un consejo: es útil mencionar que, mientras que la empresa está planeando hacer un esfuerzo para aumentar la motivación de todos los empleados, esto no significa necesariamente que seremos capaces de satisfacer a todos los empleados en todo momento. Por otro lado, clasificar sus prioridades no los excluirá de poder gozar de las otras compensaciones del listado (es decir, si indica la flexibilidad y el tiempo libre como su motivador principal, esto no lo hará inelegible para un aumento salarial).

Esta lista de prioridades nos puede dar información valiosa sobre cómo obtener lo mejor de nuestro capital humano. Es aconsejable abrir vías de comunicación dando a cada uno la oportunidad de discutir su lista. Podemos añadir esta cuestión a la siguiente reunión o revisión individual, y debe ser revisada al menos una vez al año. Para los nuevos empleados, esta lista debería incluirse en el proceso de incorporación.

Comprender cuales son los factores que nos ayudarán a motivar a cada uno de nuestros empleados es importante, pero dependiendo del tamaño de la empresa, tal vez no sea posible adoptar el factor principal que ha elegido cada empleado. Afortunadamente, también tenemos la opción de buscar la satisfacción de la mayoría. Por ejemplo, si la mayoría de nuestros empleados desean tener mayor flexibilidad, entonces podemos plantearnos ofrecer un horario flexible para todos. En cambio, si la compensación económica y los beneficios sociales son lo que motiva a la mayoría, entonces los incentivos y los bonos son la mejor opción. Sin embargo, es importante recordar que el motivador principal no debe ser el único que ofrezcamos. Los seis motivadores son esenciales, pero el éxito lo encontraremos seguramente centrándonos en los factores más valorados por la mayoría de los empleados.

Descubrir lo que motiva a nuestra gente es una buena forma de mejorar la cultura de nuestra empresa. Tómate el tiempo necesario para preguntar qué los motiva y presta atención a su feedback. Este simple ejercicio podría derivar en un aumento de la satisfacción, de la productividad y de la retención de tu capital humano.

(Visited 86 times, 1 visits today)
Share thisShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

TAGS: motivación Productividad retención del talento

Deja tu comentario

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in: