Connect@ADP

Tecnología líder con un enfoque humano

El equilibrio de la vida laboral y personal para un joven profesional

Publicado por: ADP Iberia on 12 enero 2017 in Multinacional y Globalización, RRHH, Tendencias

Share thisShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

Muchos profesionales jóvenes tienen dificultades para encontrar un equilibrio  entre sus vidas laborales y personales. El equilibrio no es fácil: trabajo, vida familiar y un rato para nosotros, y no existe una fórmula mágica que funcione para todo el mundo. Quizás encuentres algo que valga ahora, pero que dentro de un mes ya no sirva. Por eso tu objetivo tiene que centrarse en descubrir qué funciona ahora y no debes tener miedo de adaptarlo. Sé que los cambios pueden dar un poco de miedo, pero debes aprender a ver cuando es necesario hacer un ajuste. Además, fluir con los cambios puede ser muy liberador.

Tengo 30 años, estoy casada y soy madre. Llevo casi cuatro años trabajando en el mismo lugar y día a día crezco en mi puesto. Además de trabajar y cuidar de mi familia, me encanta leer y hacer ejercicio. Bueno, para ser sincera, no me encanta hacer ejercicio, pero es algo que necesito en mi vida. Así que cuando me enfrento a una jornada de 24 horas, se me hace difícil pensar cómo voy a hacerlo todo y encontrar un rato para dormir. Gracias a un poco de ensayo y error y un buen asesoramiento, he descubierto una serie de consejos que voy a compartir a continuación.

Aprovecha el tiempo en la oficina

Cuando estás trabajando, intenta estar ahí también mentalmente el 90 por ciento del tiempo. Es prácticamente imposible estar concentrado todo el tiempo, pero cuanto más tiempo estés concentrado, más trabajo podrás dejar hecho. Cuanto más trabajo dejes hecho, menos estrés por el trabajo tendrás cuando te vayas de la oficina. Aprende a aprovechar el tiempo en la oficina de forma eficaz y libera espacio de tu mente para centrarte en otras parcelas de tu vida.

Saca partido a la pausa para comer

La hora de la comida es tu descanso para cargar las pilas a mediodía, para dejar de pensar en el trabajo y centrarte en otra cosa. ¡Sácale partido! Coge un libro que lleves tiempo queriendo leer, llama a un amigo o familiar con el que te quieras poner al día o haz un poco de ejercicio. La única condición es que hagas algo que no esté relacionado con el trabajo. Este rato te ayuda a cargar las pilas, ¡así que haz algo que te guste!

Dedícate un rato para ti

Centrarte en ti puede hacer que te sientas egoísta, pero a largo plazo, es algo que todo el mundo necesita. Restarle tiempo a lo demás y centrarte en algo solo tuyo es bueno para tu cabeza. Tanto si optas por dedicarte un rato cada día, a la semana o al mes, encontrar un hueco es imperativo.

Mi objetivo para el primer trimestre fue dejarme dos horas cada semana para mí. No lo cumplía nunca, así que decidí tomarme medio día siempre que pudiese. Marco la fecha en el calendario y mi único objetivo durante esas cuatro horas es centrarme en algo que me guste de verdad. No me pongo a limpiar o a hacer cosas que no me gustan. Lo cierto es que lo más probable es que las pase leyendo en una cafetería.

Detecta cuando es necesario cambiar algo

Puedes intentar dar con un plan perfecto para equilibrarlo todo, pero una vez que lo pones en marcha, quizás te des cuenta de que no funciona. Cuando esto suceda, no te estreses intentado hacer que funcione. Por el contrario, céntrate en ajustarte a algo que sí funcione. Cuando buscas un equilibrio entre trabajo y familia, tienes que encontrar tu camino. Conlleva mucho ensayo y error, pero cuando das con la tecla, tu vida fluye mucho mejor. Disfruta de ese equilibrio cuando lo consigas, pero sé consciente de que puede que las cosas se compliquen. Cuando pase, solo tienes que hacer los ajustes necesarios.

Disfruta de tu tiempo en familia

No puedo decirlo más claro: cuando estés con tu familia está con tu familia. Disfruta del momento de sentarte a cenar con ellos y escuchar cómo les ha ido el día. Disfruta del momento de jugar con tus hijos y de conocerlos mejor. No es difícil distraerse durante esos ratos, coger el ordenador e intentar hacer algo de trabajo, echar un vistazo al móvil o buscar algo en internet. Lo que quiero es que en ese momento te pares un segundo. Intenta ser consciente de lo que te estás perdiendo cuando inviertes el tiempo que tienes para tu familia en algo de trabajo o en sacar un rato para ti. Te estás perdiendo cómo crecen tus hijos y la oportunidad de estar más cerca de tu pareja. Demuestra a tu familia que son más importantes para ti que tu trabajo en ese momento.

Si no tienes pareja ni hijos, ¿qué te estás perdiendo cuando usas tu tiempo libre para trabajar? Te estás perdiendo la oportunidad de salir con tus amigos y conocer gente. Te estás perdiendo la oportunidad de relajarte y cargar las pilas para el día siguiente. Si no tienes pareja ni hijos, tienes más tiempo para centrarte en las cosas que te gustan. ¡Aprovéchalo bien!

Encuentra tu fórmula mágica

Ahora que he compartido estos consejos, también quiero revelar la fórmula mágica que me está funcionando a mí ahora mismo:

  • Me levanto pronto por la mañana para hacer una buena sesión de ejercicio y acicalarme antes de despertar a mi hija y prepararla para el colegio.
  • Después, voy a trabajar y me centro en el trabajo las primeras cuatro horas del día.
  • A la hora de comer, aprovecho para ponerme al día con algún amigo por teléfono o leo un poco.
  • Vuelvo al trabajo con las pilas cargadas porque le he dado a mi cabeza un rato para despejarse. Esto me ayuda a concentrarme lo que falta del día.
  • Las tardes-noches las dedico a mi marido y mi hija. Hacemos la cena, nos ponemos al día y jugamos.
  • Cuando mi hija se ha acostado, mi marido y yo nos relajamos viendo la tele o aprovechamos el rato para alguna afición.
  • Después, nos vamos a la cama y descansamos hasta el día siguiente.

Soy consciente de esta fórmula constantemente para asegurarme de que todavía funciona. Sé que puede cambiar en cualquier momento, pero me gusta tener una rutina que va bien de momento. Es una rutina que me ayuda a tener tiempo para todo lo que es importante en mi vida. Espero que estos consejos te ayuden a conseguir tu propia fórmula mágica y te inciten a mantener la perspectiva de todas las parcelas de tu vida.

(Visited 89 times, 1 visits today)
Share thisShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

TAGS: bienestar empleados engagement hcm

Deja tu comentario

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in: