Connect@ADP

Tecnología líder con un enfoque humano

Mantener el ritmo en un lugar de trabajo en evolución: por qué el conocimiento es clave para no perder competitividad

Publicado por: ADP Iberia on 1 agosto 2016 in Multinacional y Globalización, RRHH, Tendencias

Share thisShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

En los últimos años, la idiosincrasia de la población activa ha cambiado rápidamente. La tecnología sigue transformando la forma de trabajar de las personas, y las fluctuaciones económicas imponen cambios en las necesidades de mano de obra con más frecuencia que en el pasado. Debido a ello, el acceso a la información y al conocimiento resulta cada vez más importante para los empleados, que deben adaptarse a roles que cambian y a competir por trabajos en un mercado global. A menudo, los empresarios necesitan que sus trabajadores hagan más en menos tiempo, realicen mayor diversidad de tareas y aprendan rápido competencias nuevas. El reto de los empresarios es proporcionar a sus trabajadores los recursos esenciales para reunir conocimientos y compartir información de forma eficaz.

ADP Research Institute® (ADP RI), un grupo especializado dentro de ADP®, llevó a cabo un estudio cuantitativo y cualitativo entre empresarios y empleados para medir varias tendencias clave que contribuyen a la transformación del lugar de trabajo. El hecho de usar y compartir conocimientos fue una de dichas tendencias y se identificó como una importante necesidad para disfrutar de mano de obra versátil y global. El estudio consideró cuatro regiones principales: Norteamérica, Europa, Latinoamérica y Asia-Pacífico. En cada una de ellas, empresarios y empleados gestionan de forma distinta el conocimiento en el lugar de trabajo. Los empresarios pueden ir un paso adelante si dan a su personal las herramientas adecuadas y si fomentan que se compartan conocimientos en el seno de sus organizaciones.

Aprovechar el conocimiento en el seno de la organización

A medida que evoluciona la mano de obra, cada vez es mayor la importancia del conocimiento y de cómo se difunde en el lugar de trabajo. Los miembros de la generación del baby boom se acercan ya a la edad de jubilación, y se llevarán con ellos años de experiencia y de conocimientos acumulados. Para que una organización retenga dicho conocimiento, los empleados han de tener acceso a sistemas y procedimientos que les permitan compartir lo que saben con los demás. Otro cambio en la mano de obra es la tendencia a cambiar de rol con frecuencia. Es posible que los empleados tengan que encargarse con rapidez de tareas o proyectos nuevos, u ocupar distintos puestos si hace falta, para los que deban aprender nuevas funciones o asimilar distintos aspectos de su sector. Este proceso puede resultar fluido si se disponen de recursos existentes o plataformas de aprendizaje. Además, hoy por hoy los trabajadores soportan más volumen de trabajo que antaño y realizan más labores basadas en el conocimiento y aplicando pensamiento crítico y menos tareas automatizadas. A la hora de hacer esta clase de trabajo, los empleados han de ser capaces de recopilar información y colaborar con facilidad.

Para responder a estas necesidades, los empresarios pueden buscar modos de ofrecer plataformas de formación y para compartir conocimientos que satisfagan a los empleados. Ello incluye recursos que permitan un aprendizaje a la carta a través de cursos en línea, por ejemplo, o plataformas de comunicación que permitan a los trabajadores compartir información de manera rápida y eficaz, desde cualquier lugar. Los empresarios también pueden asegurarse de que sus empleados dispongan del tiempo necesario para aprender nuevas competencias, ya sea participando en cursos presenciales, recibiendo una formación continua o asistiendo a conferencias y otros actos del sector. Sin embargo, aparte de ofrecer herramientas y recursos adecuados, una empresa puede fomentar una cultura de desarrollo y difusión del conocimiento en el seno de su organización. Se debe animar a los empleados a ampliar sus aptitudes y a aspirar a competencias basadas en sus objetivos profesionales y en las necesidades de la empresa.

El aprendizaje en el lugar de trabajo varía de una región a otra

Los empresarios y empleados norteamericanos encuestados por ADP RI opinan que ya tienen acceso a las herramientas y recursos necesarios para adquirir y compartir información en el desempeño de su trabajo. Muchas personas ya sienten el efecto positivo de poder conectar con su red profesional global y aprender a la carta por medio de la tecnología. En general, los empleados se muestran optimistas en este sentido y están emocionados con el potencial de desarrollo en sus lugares de trabajo.

Los europeos tienen una perspectiva algo diferente. Aunque afirman que gracias a la tecnología ya disfrutan de mayores oportunidades de aprendizaje y conexión con otros colegas en el lugar de trabajo, algunos se muestran escépticos sobre el uso de las redes sociales como herramienta de colaboración para trabajar, y muchos expresan inquietud sobre la necesidad de tener que estar aprendiendo nuevas competencias o cambiando de rol con frecuencia. Con el fin de lidiar con expectativas laborales cambiantes, varios países de la región están incorporando a las escuelas una educación empresarial centrada en la tecnología.

En Latinoamérica, los encuestados afirman sentir una influencia importante con la tendencia hacia el uso de la tecnología y las redes sociales como medios para colaborar y compartir conocimientos en el lugar de trabajo. Los empleados y empresarios encuestados en esta región creen que la tecnología los está ayudando a crear relaciones más estrechas y a aprender nuevas competencias rápidamente. Además, piensan que ya está en marcha la tendencia constante hacia el cambio de roles en el lugar de trabajo y que se agudizará en años venideros.

La región de Asia-Pacífico se encuentra a la vanguardia del aprendizaje a la carta y del uso de recursos tecnológicos que faciliten el conocimiento en el lugar de trabajo. Los individuos de dicha región opinan que ya les ha afectado mucho la tendencia laboral de compartir y difundir conocimientos para no dejar de aprender y cambiar de rol, mostrándose entusiasmados por tener mayor acceso a los recursos y herramientas necesarias para hacer su trabajo. Los empresarios de esta región indican que ya están fomentando enormemente el aprendizaje entre sus empleados.

A medida que evoluciona el lugar de trabajo, resulta crucial compartir información y conocimientos a la hora de realizar trabajos y no perder competitividad. A día de hoy, se pueden realizar muchas funciones laborales tradicionales de manera más eficiente gracias a la tecnología, y muchas tareas básicas ya están automatizadas. Esto ha cambiado el aspecto del trabajo cotidiano para muchos empleados, que ahora esperan aprender nuevas competencias mucho más rápido, soportar una mayor cantidad de trabajo y cambiar de rol a menudo según las necesidades de su empresa. Los empresarios pueden asegurarse de que sus organizaciones sigan el ritmo facilitando los recursos necesarios y apoyando el aprendizaje y los conocimientos compartidos.

Acerca de este estudio: En los últimos años, la idiosincrasia de la población activa ha cambiado rápidamente. La tecnología sigue transformando la forma de trabajar de las personas, y las fluctuaciones económicas imponen cambios en las necesidades de mano de obra con más frecuencia que en el pasado.

Encontrará la publicación del blog original aquí

(Visited 90 times, 1 visits today)
Share thisShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

TAGS: competitividad conocimiento evolución del trabajo lugar de trabajo

Deja tu comentario

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in: