El sector retail se enfrenta a tres retos a la hora de expandirse: los costes, la flexibilidad y el control.

Connect@ADP

Tecnología líder con un enfoque humano

La gestión de nóminas, clave en la estrategia internacional de los minoristas

Publicado por: ADP Iberia on 24 julio 2017 in Expansión internacional, Multinacional y Globalización, Nómina, RRHH

El sector minorista es cada vez más complejo. El deseo de comodidad de los consumidores y la competencia se están viendo influidos por el aumento del uso de smartphones y del Internet de las cosas. Para combatirlo, los minoristas están desarrollando modelos operativos y financieros cada vez más complejos con el fin de seguir el ritmo de los avances tecnológicos, las normativas y las formas de usar la información en el nuevo escenario centrado en el cliente.  

Las empresas contratan a su personal siguiendo diferentes patrones y tipos de contrato laboral,  y a menudo recurren a mano de obra ocasional y temporal. Si a ello añadimos una elevada rotación de personal y su distribución en múltiples ubicaciones de distintos países, no es de extrañar que los minoristas internacionales no siempre logren hacerlo bien.

¿A qué retos se enfrenta el sector Retail en su proceso de internacionalización?

  1. Los costes. Múltiples sistemas locales de nómina incrementan el coste. Dado que las organizaciones se expanden internacionalmente, por lo general implementarán múltiples sistemas locales de gestión de nóminas (internos o subcontratados a múltiples proveedores), o aprovecharán las herramientas existentes. Los errores en la gestión de nóminas pueden salir muy caros; a menudo las empresas no los descubren hasta que son sancionadas por las autoridades fiscales. Para las empresas con numerosos sistemas locales de nóminas, la consolidación de datos es otro coste a sumar. Los recursos necesarios no sólo aumentan el coste sino que también afectan a la capacidad de tomar decisiones empresariales correctas y oportunas. Un solo proveedor con un contrato único proporciona transparencia en los costes haciendo la presupuestación y planificación financiera más fácil, a la vez que libera a las empresas del tedioso trabajo administrativo. Esto les permite centrarse en la expansión del negocio y otras estrategias operativas al mismo tiempo que controlan los costes.
  2. La flexibilidad. Adaptarse a las condiciones del mercado y a un mundo empresarial cambiante. A los minoristas se les presenta un gran reto en la gestión de personal sobre todo en cuanto a la planificación y elaboración de presupuestos. Necesitan unos procesos de planificación, contratación y previsión más efectivos para ofrecer a sus clientes lo que quieren, cuando lo quieren. La utilización de sistemas y procesos que dificultan el cambio limita mucho la flexibilidad de las organizaciones y su capacidad de reacción a las condiciones de mercado. La mala gestión de Recursos Humanos y el proceso de nóminas puede acabar con cualquier deseo de flexibilidad ya que los equipos internos ven como todo su tiempo y recursos se dedican simplemente a mantenerse al día con la ronda mensual (o semanal) de pagos en lugar de apoyar a la empresa. A medida que las organizaciones se desplazan hacia nuevas zonas geográficas por lo general carecen de la experiencia local. Al existir un desconocimiento de las prácticas locales sobre la gestión de nóminas, se crean riesgos. La legislación puede variar en función de la región, la ciudad, la actividad empresarial, con los convenios colectivos, o según la empresa por los convenios de empresa. Cuando se combinan todos estos factores, las cosas empiezan a volverse complejas.
  1. El  control. Para mantener los costes bajo control y emplear al personal con mayor flexibilidad, los minoristas internacionales necesitan una visión clara y global de su personal. Sin embargo, muchos de ellos apenas tienen control sobre los datos de los empleados porque estos se guardan en diferentes lugares;  las compañías multinacionales cuentan, de media, con más de 30 sistemas de RR. HH. y un número similar de sistemas de gestión de nóminas.  Tener una visión global de la plantilla es esencial para la gestión empresarial por parte de los ejecutivos; sin embargo muy pocos cuentan con ello.

 

La centralización es la clave para la prestación de servicios simplificados y la obtención de un modelo operativo de Recursos Humanos que las organizaciones de primera clase intentan adoptar. Una red de especialistas locales en nómina con un profundo conocimiento de la legislación y los recursos humanos locales aligeraría la carga de los centros de servicios compartidos o de las filiales locales. Una solución de nóminas multinacional abordaría adecuadamente la compatibilidad entre plataformas, la integración de datos y la centralización de la información en varios países, tanto a nivel local como global. También significaría estandarizar adecuadamente los niveles de servicio a través de proveedores y la integración del conocimiento del cumplimiento local.

(Visited 448 times, 1 visits today)

TAGS: comercios internacionalización Nómina internacional sector minorista sector retail

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *